PROPÓSITOS PARA 2017

Seguro que cuando hablas de propósitos piensas que al igual que otros años serán solo un deseo. Yo tengo una fórmula para llegar a ellos, sigue leyendo y verás como un pequeño cambio en la práctica varía por completo el resultado.

Comencemos por averiguar ¿Qué te gustaría para 2017? ¿Qué quieres conseguir para el próximo año? ¿Qué propósitos son los más adecuados?

En un post anterior te recomendaba elaborar tu lista de propósitos en Septiembre, para no tener agobios con las fiestas de navidad y fin de año. Si no lo hiciste ahora es el momento para hacer planes y marcar nuevas metas.

Podemos pensar en lo que tenemos que hacer para ser más felices, estar más satisfechas con nosotras mismas y mejorar nuestra vida. Hay un montón de cosas que nos gustaría hacer, y para eso tenemos que ponernos en marcha.

Vamos a decidir que no sea como otros años, que sea diferente, se acabaron las listas que sabemos de antemano que no se van a cumplir. No queremos aquello de “hacer dieta”, “aprender inglés”, “apuntarme al gimnasio”… ¿suena muy frustrante verdad?

Y es que un año es muy largo, dura 365 días y durante los 364 primeros vamos aplazando el tema. Sabemos que el día 31 de diciembre es el último día para empezar y ese día estamos preparando la fiesta de fin de año y no tenemos tiempo para nada más.

Así que 2017 tiene que ser distinto. Podemos tener los mismos propósitos pero vamos a enfocarlos de diferente manera:

Primero: analizar si lo que decimos que queremos es lo que realmente queremos, si esos cambios en nuestra vida nos ayudarán a mejorarla. En otro post también te hablé de un ejercicio llamado “la rueda de la vida”.

Dibuja un círculo y divídelo en 8 porciones, como un pastel. Cada una de las porciones será un área de tu vida, por ejemplo: familia, pareja, dinero, trabajo, salud, desarrollo personal, ocio, amistad, espiritualidad, formación, emprendimiento, viajes, etc. Pon las áreas que estimes necesarias y que sean tuyas.

Ahora pregúntate, ¿actualmente, cómo de satisfecha estoy en esa área en concreto? y puntúa del 1 en el centro del círculo (nada satisfecha), al 10 en la parte más exterior del círculo (totalmente satisfecha)

Se trata de lo que sientes ahora, en este momento, y de tu satisfacción personal en esa área no de si has tenido éxito o no en la misma.

Después de este ejercicio podrás determinar que metas, propósitos o desafíos vas a marcarte para este nuevo año.

Segundo: te propongo hacer una pequeña trampa táctica,  vamos a pensar mensualmente. Acortamos el tiempo, ya no son 365 días sino 30, así que hemos que poner  todo nuestro empeño para conseguirlo. No nos podemos dormir en los laureles.

Entonces, si uno de los propósitos es hacer dieta, vamos a determinar que durante el mes de enero hay que visitar a la dietista y seguir una dieta más equilibrada, o que comeremos de todo pero menos cantidad, o que reduciremos el pan a un par de rebanadas al día, o que  beberemos sólo agua e infusiones… lo que decidamos, y el resultado lo valoraremos el día 31 de enero. Pensar en 30 ó 31 días no se hace tan inalcanzable como pensar en 365. Y así cada mes.

Es como una carrera en doce etapas, la meta está al final de las mismas pero ir pasando cada etapa nos ayudará y animará a continuar por ese camino.

¿Qué te parece? ¿A qué se ve más fácil de cumplir?

Te dejo más abajo un enlace con “una rueda de la vida”, en este caso te encontrarás con unas áreas determinadas pero las puedes cambiar y poner las que te interesen, puedes ampliar o reducir el número de áreas, es decir, puedes hacerla como más se ajuste a ti.

rueda-de-la-vida

Te deseo un año lleno de proyectos, de satisfacción personal y de descubrimientos.

Pin It on Pinterest

Share This